Una gran empresa como Redeia dispone de una gran variedad de recursos multimedia. Sin embargo, estaban dispersos y sin categorizar. Por tanto, el departamento de comunicación tenía dificultades para reutilizarlos.

Gracias a un clasificador inteligente de contenido, han ganado control sobre los recursos existentes y pueden sacarles partido. De este modo, no pierden tiempo buscando o duplicando recursos. La comunicación interna y externa es ahora más eficaz.

¡Descubre cómo lo consiguieron!
Caso Éxito - Redeia_ES_Portada.jpg

En este case study os contamos cómo Redeia logró categorizar sus recursos multimedia con la Inteligencia Artificial de Turing y Microsoft.

Además, explicamos cómo funciona la tecnología de agile AI que permite esta solución sin necesidad de etiquetar cientos de imágenes.