Inteligencia Artificial para el desarrollo sostenible



¿Se puede mejorar la sostenibilidad y el cuidado al medioambiente a través de la aplicación de la Inteligencia Artificial? Hace tiempo que nos hicimos esta pregunta en Turing Challenge y nuestra respuesta es clara: Sí.


La inversión en innovación está permitiendo desarrollar iniciativas que hace unos pocos años habrían parecido ciencia ficción. Es el caso de la Visión Artificial, la solución de IA que está demostrando tener una infinidad de aplicaciones en sectores y áreas de negocio de lo más variopinto. Por ejemplo, su aplicación es ya una realidad en su uso aéreo aplicado al marketing y ventas o en sectores como el de la automoción.


Sin embargo, el reto que te presentamos en este artículo es el de aplicar esta nueva tecnología con el objetivo de ayudar a aquellas empresas que quieran ser más competitivas sin renunciar a ser más sostenibles.


En busca de una sostenibilidad rentable


El objetivo: “Automatizar procesos repetitivos y manuales, para ser más eficientes y verdes”


La innovación y la sostenibilidad no siempre han sido aliados, sin embargo, en los últimos años hemos aprendido (y seguimos aprendiendo) que ambas deben ir de la mano para poder alcanzar buenos resultados en el largo plazo.


En Turing Challenge, trabajamos para ayudar a las empresas a apostar por la innovación, democratizando tecnologías como la Visión Artificial. Esta rama de la Inteligencia Artificial nos abre un nuevo abanico de posibilidades:

  • Reducción de errores producidos por el “factor” humano

  • Mejora de la productividad derivada de la automatización

  • Toma de decisiones más ágiles y basadas en datos

  • etc.

Todo ello, a través del desarrollo de las diferentes funcionalidades que permite desplegar:

  • Reconocimiento, clasificación y detección de objetos

  • Aplicación de reglas de negocio personalizadas

  • Analítica avanzada en tiempo real

  • Reporte y evaluación de datos


Innovación y sostenibilidad ya se han aliado con el Computer Vision por ejemplo en la gestión de residuos, permitiendo clasificar basuras y mejorando las condiciones de trabajo y salud de los empleados (ya que reduce su exposición a elementos potencialmente nocivos). Todo ello, a la vez que aumenta la calidad de los elementos reciclados.


Otro caso reciente es el de Microsoft, que a través del programa AI for Good está acelerando la clasificación automatizada de residuos en la industria del reciclaje.


Identificación de residuos mediante visión artificial
Visión Artificial para el reciclaje de residuos

También se está aplicando en la detección de acumulación de residuos: El proyecto iON WIPES emplea un sistema de monitorización basado en Visión Artificial que detecta y registra la acumulación de residuos sólidos. Una aplicación actual para luchar contra la problemática medioambiental producida por los atascos de toallitas húmedas en la red de saneamiento y drenaje urbano (que en 2019 suponía un coste de 200 millones de euros al año).


Visión Artificial + IoT: La combinación perfecta


El objetivo: “Multiplicar las aplicaciones de la Visión Artificial en pro de la sostenibilidad”


Basta con utilizar un vehículo dotado de una webcam con un dispositivo edge para comenzar a evaluar un entorno en base a determinadas premisas de negocio.


Pero, ¿Qué es exactamente un dispositivo edge? Los dispositivos edge forman parte del conjunto de tecnologías denominadas IoT (Internet of Things) y tienen la inteligencia suficiente integrada para enviar a la nube tan solo una parte de la información recogida. El resto de datos se procesan "in situ", lo que reduce el consumo y el ancho de banda de comunicación. Son cada vez más habituales en coches autónomos por la velocidad de procesamiento que aportan. El propio vehículo analiza la información y solo consulta a la nube lo necesario.


Un escenario como el que acabamos de plantear permite cubrir distancias de diversa magnitud para ayudar, por ejemplo, en labores de inventario o control de calidad. Sus aplicaciones son virtualmente infinitas:

  • Cadenas hoteleras, gimnasios, residencias, hospitales, comunidades: evaluación de zonas que requieran de limpieza y mantenimiento diarios para optimizar los servicios.

  • Centros comerciales: optimización de labores de limpieza o en labores más orientadas al inventariado, localizando y detectando la presencia y estado de sistemas anti-incendios como extintores, etc.

  • Zonas urbanas: geoposicionamiento de objetos como papeleras; auditoría en tiempo real del servicio de recogida de basuras; inventario de mobiliario urbano, detección de gratifis, pintadas e incluso desperfectos en el mobiliario urbano; etc.


Contenedores de basura detectados mediante Visión Artificial
Detección de contenedores mediante Visión Artificial

Caso de éxito: sostenibilidad en tiempo real


En Turing Challenge hemos sido testigos de la aplicación de la Visión Artificial para mejorar la sostenibilidad a través del proyecto que tenemos en marcha con la destacada compañía española de concesiones, ingeniería e infraestructura y servicios.


La compañía puede ahora detectar y reconocer mediante Visión Artificial desbordamientos de basura en contenedores, para asegurar el cumplimiento de contratos y evitar penalizaciones por parte de los ayuntamientos.


De este modo, el sistema logra evaluar en tiempo real (y en distintos puntos geográficos gracias a la movilidad que aportan vehículos equipados con un sencillo dispositivo edge) la necesidad de llevar a cabo labores de limpieza, con detecciones "a pie de calle", generando alertas precisas para su seguimiento inmediato.


La Visión Artificial aúpa a los negocios que apuesten por ella a la vanguardia de la industria. Es una oportunidad para iniciativas de saneamiento y sostenibilidad porque se alinea de forma natural con estrategias de máxima eficiencia energética que buscan ser más respetuosas con el medioambiente.


Si te interesa estudiar las posibilidades que puede aportar esta tecnología a tu negocio para hacerlo más competitivo, no dudes en contactarnos.